Creo que se puede revivir la pena capital (o de muerte) a corruptos: Contralor

En el marco de un panel llamado “Ética en el Ámbito Público”, el Contralor General de la República, Edgardo Maya Villazón, afirmó que “este es el momento más difícil que atraviesa el país en su historia”, debido a los incesantes casos de corrupción que se presentan en las entidades públicas.

Señaló inclusive, que se podría pensar en revivir un viejo decreto de la época del Libertador Simón Bolívar, que castigaba con pena de muerte a los funcionarios públicos corruptos. “Estamos a 17 meses de cumplir los 200 años de la batalla de Boyacá y la historia es la misma, y nos obliga a rememorar el decreto del 12 de enero de 1824 del Libertador Simón Bolívar, imponiéndole la pena capital a los corruptos que son los causantes de todas las tragedias que sufre nuestro país. Yo creo que hoy se puede revivir ese decreto a pesar de que los liberales como yo, somos abiertamente enemigos de la pena capital”, aseguró el Contralor General.

De otro lado, Maya también explicó que la corrupción no es un problema coyuntural sino un problema de la estructura misma del Estado y de la sociedad colombiana. “No hay ninguna actividad que no haya sido permeada por este mal que le ha hecho tanto daño a la Nación”, reiteró.                                                                                                                                                             

El Contralor agregó que si la sociedad colombiana no acaba con la corrupción, la corrupción destruirá a la sociedad colombiana y al estado social de derecho. “Debemos hacer un alto en el camino en esta sociedad para poder salvarla".

 

Decreto del 12 de enero de 1824

“Artículo 1. Todo funcionario público a quien se le convenciere en juicio sumario de haber malversado o tomado para sí los fondos públicos de diez pesos arriba queda sujeto a la pena capital”.

“Artículo 2. Los jueces a quienes, según la ley, compete este juicio, que en su caso no procedieren conforme a este decreto, serán condenados a la misma pena”.

“Artículo 3. Todo individuo puede acusar a los funcionarios públicos del delito que indica el artículo lº”.

“Artículo 4. Se fijará este decreto en todas las oficinas de la República, y se tomará razón de él en todos los despachos que se libren a los funcionarios que de cualquier modo intervengan en el manejo de los fondos públicos”.

 

Imprímase, públiquese y circúlese.

Palacio Dictatorial de Lima, a 12 de enero de 1824 - 4° de la República.

 

Por orden de S. E.

SIMÓN BOLÍVAR

 

 

 

Noticias