Esta semana: Una inflación presionada

Foto: Blu Radio

 

 

En la semana comprendida entre el 30 de julio y el 3 de agosto serán protagonistas algunos de los bancos centrales más importantes del mundo. El Banco Central de Japón, la Reserva Federal de los Estados Unidos y el Banco Central de Inglaterra centrarán la atención de los mercados con sus decisiones de política monetaria. “Aunque el mercado no espera sorpresas en términos de tasa de interés, dado que no habrá rueda de prensa por parte de Jerome Powell, presidente de la FED, si será relevante el tono del comunicado, particularmente tras el positivo dato de crecimiento del segundo trimestre y los riesgos que aún persisten en torno a la guerra comercial entre EE. UU y China. De otro lado, el Banco de Inglaterra sería el único emisor de los países desarrollados que se reúne esta semana que decidiría incrementar la tasa de interés en 25 pbs a 0,75%. Dicho aumento sería el segundo después del realizado el pasado mes de noviembre”, indicó Itaú Comisionista de Bolsa en un informe de expectativas.

En América Latina se reunirán el Banco Central de Brasil y el de México, quienes podrían mantener estables sus tasas de interés, de acuerdo con expectativas de los mercados.

En la agenda internacional los inversionistas estarán atentos a datos de crecimiento económico, desempleo e inflación en la Zona Euro, y a cifras del mercado laboral en Estados Unidos.

En el plano local empresas como la Bolsa de Valores de Colombia y Bancolombia reportarán resultados financieros del segundo trimestre de este año, al tiempo que el índice Colcap tendrá rebalanceo.

A nivel macroeconómico el Dane entregará cifras de exportaciones, pero sin duda el fundamental más esperado será la inflación de julio que el sábado revelará este departamento de estadísticas. Es de tener en cuenta que al Banco de la República se le acabó el espacio para seguir recortando sus tasas de interés en parte por algunas presiones inflacionarias que se están presentando. “La estabilidad de la inflación y sus expectativas por encima de la meta, y algunos riesgos que podrían presionar la inflación al alza y demorar la convergencia al 3%, entre ellos, una depreciación del peso más fuerte que la esperada, que se traspase a los precios internos. Nuevamente, la incertidumbre sobre estos factores es elevada”, indicó el Emisor luego de su última reunión de política monetaria en la que decidió mantener estables las tasas de interés en 4,25%.

“Los analistas consideran que la inflación en julio seguirá aumentando y se ubicará en 3,33%. Las expectativas sobre inflación para el cierre del año aumentaron ligeramente a 3,37%, con un rango entre 3,29% y 3,41%”, señaló la más reciente Encuesta de Opinión Financiera elaborada por Fedesarrollo.

Noticias