BM dona a Colombia más de US$30 millones para atención de migrantes venezolanos

Foto: @BancoMundialLac

Este viernes, el Banco Mundial (BM) anunció una donación por US$31,5 millones a Colombia destinados a la atención de migrantes venezolanos.

El financiamiento para Colombia  incluye contribuciones de Canadá, Países Bajos, Noruega y el Reino Unido.

Según el organismo, este donativo se da teniendo en cuenta en que la atención a los venezolanos le cuesta al país 0,4% de su Producto Interno Bruto (PIB).

Al respecto, Axel van Trotsenburg, vicepresidente de BM para América Latina y el Caribe señaló que “la masiva y rápida migración desde Venezuela presenta hoy un desafío humanitario y de desarrollo sin precedentes para la región. Afecta no sólo a los migrantes que se ven obligados a abandonar sus hogares, sino también a las comunidades que de forma generosa los reciben”.

“Necesitamos actuar ahora para asegurarnos de que los migrantes de Venezuela y quienes los acogen reciben el apoyo que necesitan” agregó.

Por su parte, el ministro de Hacienda Alberto Carrasquilla afirmó que “Colombia agradece a los miembros del Mecanismo Global de Financiamiento Concesional (GCFF) por este valioso apoyo. Estos recursos no reembolsables ayudarán a financiar el significativo esfuerzo fiscal que Colombia está haciendo para acoger y ayudar a los migrantes de Venezuela de la mejor manera posible".

Este financiamiento concesional será parte de una operación de políticas de desarrollo por US$750 millones que está preparando el Banco Mundial para contribuir con la sostenibilidad fiscal, la competitividad y la migración en Colombia. Una de las medidas que incluye es el apoyo para regularizar el estatus de más de 260,000 migrantes. Además, el financiamiento del GCFF para Colombia apoyará políticas y programas destinados a mejorar las vidas de los migrantes y refugiados, así como de las comunidades que los reciben en todo el país.

Un estimado de 3,7 millones de personas han abandonado Venezuela en los últimos años y más de 1,2 de estos migrantes y refugiados viven ahora en Colombia. Este éxodo ha puesto una elevada presión sobre la economía y los servicios sociales del país, como la atención médica. El costo anual de acoger a los migrantes, excluyendo la infraestructura y las instalaciones, se estima actualmente en cerca del 0.4 por ciento del PIB.
 

Noticias