Camacol llama al Gobierno a tomar acciones oportunas que impulsen al sector edificador

El DANE reportó que la economía colombiana registró un crecimiento durante el primer trimestre del año de 2,8%, superior al 2% registrado en el mismo periodo del año pasado. Sin embargo, llamó la atención la fuerte caída del sector de edificaciones, ya que presentó un decrecimiento de 8,8%. 
 
La presidenta la Cámara Colombiana de la Construcción (Camacol), Sandra Forero, dijo que este resultado se explica por  “un menor volumen de actividad constructiva, un menor ritmo en la ejecución de los proyectos y una menor participación de segmentos de actividad no residencial y vivienda no social, en los cuales se concentra la mayor generación de valor agregado del sector”.
 
Explicó que existen factores externos que han generado incertidumbre para invertir en el sector, como el impuesto al consumo de bienes inmuebles y un deterioro en las condiciones del empleo que se traducen en que se pospongan las decisiones de compra.
 
“Hemos propuesto al Gobierno Nacional actuar oportunamente, generar todas las condiciones y adoptar las acciones para que mejore la perspectiva de la actividad. Necesitamos que se lancen proyectos y se estimule la inversión para reactivar rápidamente el sector”, dijo.
 
Entre las acciones propuestas por el Gremio al Gobierno está contar con el marco fiscal que permita asegurar los subsidios de vivienda social para los próximos años y con eso incrementar en un 40% la oferta de proyectos VIS. 

De otro lado, para el segmento No VIS, Camacol propuso el diseño y puesta en marcha de un instrumento de garantía a los créditos hipotecarios y leasing, que permita profundizar el financiamiento y acelerar las decisiones de inversión de los hogares.
 
Según el gremio, a lo anterior deben agregarse acciones puntuales que reduzcan los costos transaccionales para el desarrollo de los proyectos, y que permitan corregir oportunamente las ineficiencias que hoy desincentivan la inversión. Lo que se traduce en tener mayor seguridad jurídica para habilitar suelo y evitar que los proyectos en ejecución se afecten o paralicen por decisiones reglamentarias o administrativas a nivel local.
 
“Por eso hemos insistido que para que la inversión, el lanzamiento y ventas de los proyectos ganen dinamismo, tenemos que trabajar en todos los frentes, de lo contrario veremos un desempeño muy bajo del valor agregado del sector, con riesgos adicionales sobre el empleo” concluyó Forero.

Noticias