Fitch Ratings afirma calificaciones de BBVA Colombia y subsidiarias

Fitch Ratings afirmó las calificaciones nacionales de largo y corto plazo de BBVA y sus subsidiarias, BBVA Valores Colombia S.A. (BBVA Valores) y BBVA Asset Management S.A. (BBVA AM), en 'AAA(col)' y 'F1+(col)', respectivamente. La Perspectiva de la calificación de largo plazo es Estable. El detalle de las acciones de calificación se presenta al final del comunicado.

La calificación de BBVA Colombia refleja el soporte que recibiría en caso ser necesario por parte de su matriz el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA, con calificación internacional de 'A−' con Perspectiva Negativa). Fitch considera que BBVA Colombia es una subsidiaria estratégica para su matriz, principalmente debido a la relevancia de las operaciones en Latinoamérica y la integración y sinergias entre las entidades. Además, la rentabilidad y el potencial de crecimiento de BBVA Colombia sustentan la evaluación de soporte de Fitch.

A diciembre de 2018, la calidad de cartera de BBVA Colombia continuó presionada por el deterioro en la cartera de libre inversión, debido a un mayor apetito de riesgo en este segmento desde 2017 y la exposición específica en la cartera comercial que seguía presionando la calidad de cartera. El indicador de calidad de cartera se deterioró a 3,77%, sin embargo, a marzo de 2019, mejoró a 3,54%, dado el castigo de la exposición que se tenía en cartera comercial y los ajustes realizados a las políticas y modelos de riesgo. En opinión de Fitch, las métricas de calidad de la cartera de BBVA son buenas. La agencia cree que el banco continuará con la recuperación en el indicador de calidad de cartera en el mediano plazo, teniendo en cuenta el historial del banco de tomar las medidas correctivas adecuadas para mejorar la calidad crediticia.

En opinión de Fitch, la rentabilidad de BBVA Colombia ha demostrado ser resistente, lo que se evidencia en el indicador fundamental de rentabilidad, utilidad operacional a activos ponderados por riesgo, que se recuperó a 1.91% en 2018 desde 1.43% en 2017. La rentabilidad del banco se respaldó en el aumento del margen de interés neto, controles de costos eficientes y menores cargos por provisiones. A marzo de 2019, la métrica fundamental de rentabilidad de Fitch incrementó a 2.63%, explicado por mayores eficiencias y una reducción en los cargos por provisiones en el mismo período. 

Noticias