Ahora la Superfinanciera quiere que los corresponsales bancarios vayan a donde están los clientes

En el marco de la presentación del “Reporte de Inclusión Financiera 2018”, el superintendente Financiero, Jorge Castaño, destacó el relevante papel que han jugado los corresponsales a la hora de llegar cada vez a más personas en diferentes zonas del país y de aportar al incremento de población adulta con productos financieros.

Castaño argumentó que para avanzar en materia de inclusión financiera hay que aprovechar la cercanía de estos intermediarios con los consumidores financieros, pero que hay que apostarle a un modelo renovado que permita que esos corresponsales vayan a donde están los clientes.

¿Cómo lograr ese cometido? Pues en ese orden de ideas el superintendente planteó que, muy pronto, espera que además de los corresponsales bancarios fijos, el país cuente con corresponsales bancarios que se puedan trasladar, que puedan llegar hasta los lugares más recónditos.

“Hoy un corresponsal bancario es una oficina en un punto fijo y que está conectada permanentemente a Internet, sin embargo, a lo que queremos avanzar es a un corresponsal que no tenga un punto fijo y que sea capaz de moverse y de llegar al consumidor financiero. Pongo un ejemplo, los señores que toman las medidas de los consumos de servicios públicos, que son personas que tiene que ir al domicilio de las personas ¿Qué pasaría si esas personas tienen la capacidad de ofrecer un producto como un seguro, un seguro de vida, seguro exequial, un seguro de ahorro? Pues va a ser mucho más fácil llegar a esa población (que no tiene productos financieros) a través de unos mecanismos diseñados y pensados en sus necesidades, hacia allá queremos movernos”, explicó.

Agregó que con esta iniciativa lo que se busca es contar con un modelo de corresponsales renovado y moderno que llegue a la última milla.

 

 

 

 

 

Noticias