Fabricante de los "post-it" registra en bolsa su mayor pérdida en un solo día desde hace 30 años

Foto: Pixabay

Este jueves, se conoció que el grupo industrial estadounidense 3M en el primer trimestre del año tuvo unos beneficios netos de 893 millones de dólares, un 47,3 % más que los 606 millones registrados en el mismo período de 2018, unas cifras por debajo de las esperadas.

Por su parte, beneficios trimestrales por acción fueron de 1,51 dólares, frente a los 98 centavos de dólar de ganancia por acción que tuvo en el mismo período del año pasado. Es decir, un aumento del 54 %.

Sin embargo, excluyendo operaciones extraordinarias, el grupo tuvo un beneficio neto por acción de 2,23 dólares, frente a los 2,50 dólares logrados entre enero y marzo del año pasado y por debajo también de los 2,49 dólares que esperaban los analistas.

Por otro lado, los ingresos en el primer trimestre alcanzaron los 7.863 millones de dólares, un 5 % menos que los 8.278 millones de dólares registrados entre enero y marzo del año pasado, y también por debajo de los 8.025 millones que calculaban los analistas.

A su vez, la compañía anunció que despedirá 2.000 empleados a nivel mundial debido a un proceso de reestructutación.

Estos datos provocaron que tras el sonido de la campana en Wall Street, la compañía se hundiera un 10 % en la bolsa de Nueva York.

Así las cosas, por un lado, los inversores apostaron por las ventas de los títulos de 3M desde primera hora de la mañana al conocer que sus resultados trimestrales, pese a que arrojaron un beneficio de 893 millones de dólares (47,3 % más interanual), eran peores de los vaticinados por los analistas.

Según señala EFE, 3M, la fabricante de los "post-it", se convertía así en la que más se dejaba en esta sesión bursátil, con un descenso del 12,95 %, la mayor pérdida en un solo día desde hace 30 años. La seguían, de lejos, Verizon (-2,15 %) o Intel (-1,89 %).

Noticias