La educación financiera es clave para crecimiento de los FICs: Fitch

La agencia calificadora señaló que el 2018 fue un año activo para la industria de los administradores de activos en términos de las iniciativas y avances, tales como la digitalización del mercado de capitales, permitiendo la distribución de fondos a través de aplicaciones móviles, la categorización de fondos, proyecto liderado por la Asociación de Fiduciarias (Asofiduciarias) y cuyo fin es la estandarización de la comparación de los fondos de inversión del país. Por último, se observaron avances en la regulación de Chile, Perú y Colombia como paso hacia el pasaporte de fondos.

En ese orden de ideas la agencia manifestó que estas iniciativas son positivas y ayudan a permitir una mayor penetración de los fondos en el mercado colombiano. Sin embargo, considera que para que realmente tengan un impacto relevante y sostenible a largo plazo es indispensable trabajar en el fortalecimiento de la educación financiera, en donde las aplicaciones móviles pueden tener un rol importante convirtiéndose en un canal para soportar de manera sencilla y masiva la cultura y educación financiera del mercado retail.

La agencia considera que, una vez los inversionistas se sientan cómodos con la oferta actual de productos locales, podrán, en primera medida, empezar a diversificar sus inversiones nacionales con perfiles de riesgo diferente; luego, podrán hacer un uso extensivo de herramientas como la categorización de fondos y, como última instancia, estarán interesados en diversificar sus inversiones aún más a través de fondos del exterior, beneficiándose de iniciativas como el pasaporte de fondos.

Por otro lado, Fitch resalta que la categorización de Fondos de Inversión Colectica (FICs) en 2018 representa un logro para la industria al proporcionar un marco estandarizado para la comparación de fondos, sin embargo, hace una serie de recomendaciones, entre las cuales están:

Los desafíos incluyen la descomposición de la subcategoría Otros que tiene 21 fondos y 12,8% de los activos bajo administración, siendo la tercera con mayor participación. En consideración de Fitch, hay fondos que sí coinciden con categorías existentes por su naturaleza y objetivo de inversión, por lo que la revisión de la metodología permitiría tener una clasificación más representativa. Por otro lado, teniendo en cuenta que las macrocategorías no tienen un factor en común al estar algunas divididas por tipo de activo y otras por tipo de vehículo, resultaría favorable la agrupación de los 30 fondos de renta variable bajo una sola, consolidándolas así por su subyacente. El afianzamiento de las macrocategorías por un único factor contribuiría a un mayor grado de homogenización, favoreciendo el proceso de selección.

También hace énfasis en que la industria podría avanzar a estándares internacionales con la incorporación de más factores de análisis bajo la herramienta de comparación, pero que esto se debería dar de manera progresiva y acompañada para los clientes retail.

 

 

 

Noticias