Mercado accionario asiático empieza el año en terreno negativo

Según revela Bolsamania, después del nefasto 2018 para los mercados, 2019 no arranca mejor en las bolsas asiáticas, que cierran la primera jornada del año bursátil en el rojo, lastradas por los débiles datos macroeconómicos publicados en China. Lidera el declive el ínidice Hang Seng con una pérdida del 3,3%.

Los temores sobre una desaceleración en China, en medio de las tensiones comerciales con los Estados Unidos, han aumentado en los últimos meses. Los datos de China están desconcertando a los inversores y la batería de cifras publicada esta madrugada no ha sido diferente. El PMI manufacturero chino mostró que la actividad estuvo en su nivel más bajo desde mayo de 2017, lo que indica una contracción, ya que cayó por debajo del nivel de 50. Una cantidad cada vez mayor de datos apunta a que la economía china está perdiendo fuerza y ​​con los nuevos pedidos cayendo por primera vez en dos años y medio "la perspectiva tampoco es nada halagüeña", indica Jasper Lawler, analista de London Capital Group.

Con el Nikkei cerrado por festivo nacional, la atención se centra en Hong Kong, que se ha dejado más de un 3% y en las bolsas de la China continental, donde el compuesto de Shanghai ha cedido un 1,15% y el de Shenzhen lo ha hecho un 0,85%. El Kospi de Corea del Sur se ha dejado un 1,3% en el comercio de la tarde, ya que las acciones del peso pesado de la industria Samsung Electronics cayeron un 0,13% mientras que el fabricante de chips SK Hynix perdió un 0,33%.

El ASX 200 en Australia ha cotizado a la baja en más de un 1.2%, mientras el NZX50 de Nueva Zelanda ha subido un 0,32%. En otros lugares, el rojo se impone en Singapur y Malasia, con recortes de más del 1%, mientras Tailandia acaba el día con un avance.

Noticias