MinHacienda y Contraloría buscan simplificar información presupuestal de entidades territoriales

Foto: Pixabay

Con el objetico de poner fin a situaciones como la multiplicidad de reportes presupuestales y planes de cuentas, y minimizar los reportes de información presupuestal de las entidades locales, el contralor general de la República, Carlos Felipe Córdoba, y el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla, suscribieron una circular que tiene por objeto precisar las estrategias de divulgación que se adelantarán para dar a conocer el Catálogo Integrado de Clasificación Presupuestal (CICP) y el Régimen de Contabilidad Presupuestal (RCP).

Según las entidades, la aplicación de esta circular será obligatoria a partir del primero de enero de 2020 por parte de las Entidades Territoriales y sus entidades descentralizadas, para generar información presupuestal con una única metodología.

Este nuevo Catálogo de Clasificación Presupuestal, es aplicable para las entidades que manejen recursos del Presupuesto General de la Nación (PGN), como las entidades territoriales, las entidades descentralizadas del orden nacional y territorial, las empresas industriales y comerciales del Estado y entidades financieras.

La circular, está dirigida a los representantes legales de departamentos, distritos, municipios y resguardos indígenas certificados, establecimientos públicos, órganos autónomos e independientes, empresas públicas y particulares que manejan recursos públicos, según las entidades, esta también busca consolidar la contabilidad presupuestal por parte de la Contraloría General de la República

Según los funcionarios eran necesarios ya que, como resultado de la aplicación de las normas presupuestales, en la actualidad existen múltiples planes de cuentas y cada entidad incorpora cambios en sus planes de cuentas dependiendo de sus necesidades particulares.

Así mismo, destacaron que en ocasiones los lineamientos entregados sobre clasificadores presupuestales dan interpretaciones distintas a los conceptos de clasificación.

“Las modificaciones en los catálogos se han dado de manera desordenada, lo que dificulta la comparación de cifras presupuestales y la agregación de las mismas para fines de rendición de cuentas, programación y análisis”, destacaron los funcionarios.

Agregaron que en ausencia de un administrador de catálogos, los planes de cuentas no siempre están actualizados de acuerdo con la normatividad vigente y las categorías de clasificación interna no necesariamente son excluyentes, lo que da espacio a la discrecionalidad de los registros, a la vez que su revisión y actualización no considera la totalidad de versiones, equivalencias con otros clasificadores y requerimientos de otras entidades, aumentando la multiplicidad de reportes.

 

 

Noticias