Por atentados contra infraestructura petrolera se han derramado más de 4 millones de barriles de crudo en el país: ACP

El presidente de la Asociación Colombiana del Petróleo, Francisco José Lloreda, rechazó tajantemente la ola de atentados que se ha registrado en lo que va de este año contra la infraestructura petrolera y habló de las consecuencias ambientales, sociales y económicas que generan.

Lloreda afirmó: “El ELN es el principal enemigo de Colombia y del medio ambiente. Cada vez que atenta contra la infraestructura del sector, más que darle un golpe al sector, pues les da un golpe a los colombianos, le da un golpe a las finanzas, a las regiones, a nuestras cuencas hidrográficas y a nuestros ecosistemas. Es el gran enemigo del medio ambiente”.

 El líder gremial aseguró que en los últimos 30 años el derrame de crudo por cuenta de atentados terroristas es “de más de cuatro millones de barriles”.

Es de resaltar que en 2019 se han registrado 23 atentados contra oleoductos que son de Ecopetrol; 15 han sido contra el oleoducto Caño Limón, 6 contra el Trasandino (OTA) y 2 contra el oleoducto Mansoyá-Orito (OMO).

La petrolera confirmó que, para reparar los daños causados por los atentados, este año se han invertido cerca de $25.000 millones.

 

 

 

Noticias