Señalan a Ford de pasar por alto fallas de transmisión en modelos Fiesta y Focus

 

Según reveló una investigación de Detroit Free Press, Ford pasó por alto las inquietudes de sus ingenieros y abogados acerca de la seguridad y rendimiento de las transmisiones implementadas en los modelos Fiesta y Focus introducidos hace años. 

Así las cosas, según señala Bloomberg, las fallas de transmisión han provocado que los autos, que salieron al mercado por primera vez en 2010 y 2011, pierdan potencia repentinamente o avancen muy rápido en las intersecciones.

Por lo anterior, el diario citan quejas a las autoridades federales de seguridad, entrevistas con propietarios y registros legales. A su vez, Free Press obtuvo un reporte interno de 2016 que señala que el gasto ligado a calidad en relación con las transmisiones podría alcanzar los US$3.000 millones hasta 2020.

"Actuamos de manera rápida y decidida para investigar los problemas, alertar a las concesionarias, recomendar y pagar reparaciones y extender garantías", aseguró Ford en un comunicado al periódico. “Aunque finalmente resolvimos los problemas de calidad, las soluciones eran más complejas y demoraban más de lo que esperábamos. Lamentamos los inconvenientes y la frustración que causaron a algunos consumidores".

Reguladores federales conversaron con Ford sobre las transmisiones en 2014 y se negaron a iniciar una investigación formal u ordenar un retiro, consignó el medio. La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras de Estados Unidos aseveró a Free Press que realizó una revisión preinvestigativa y decidió no abrir una indagatoria, aunque sigue monitoreando la situación.

Noticias